Amparo según la Ley policial

En caso que se tenga constancia de un delito flagrante (que se está cometiendo en esos mismos momentos), la patrulla que vaya a efectuar la intervención tiene el derecho, según el Artículo 34a de la Ley policial del Estado Federado de Renania del Norte-Westfalia (NRW), a expulsar al agresor de su domicilio por diez días. Este tiempo le permitirá a la víctima reflexionar, dejarse asesorar y solicitar en el Tribunal de primera instancia el amparo que le otorga la legislación civil.
Por medio de esta solicitud, se prolonga la vigencia de la orden de alejamiento del domicilio familiar del agresor por diez días, pudiendo ser prolongada, como máximo, hasta que se emita el fallo judicial.
Para garantizar la seguridad de la víctima, la policía investigará si el agresor o la agresora cumple o no cumple la orden de alejamiento. Si el agresor o la agresora incumpliera la orden de alejamiento, la víctima puede llamar en todo momento al número de emergencia de la Policía, marcando el 110. La persona que ha sido expulsada de su domicilo familiar, tendrá la posibilidad de llevar consigo efectos personales de primera necesidad. Sólo si es absolutamente necesario, el agresor o la agresora tendrá permiso, siendo acompañado(a) por la Policía, de entrar al domicilio familiar para llevarse otros objetos.

Kölner Hilfe bei Gewalt - Logo Ministerium

Kölner Netzwerk gegen häusliche Gewalt

Kölner-Hilfe-bei-Gewalt.de - Logo Stadt Köln